7.4.10

Hugo Silva y el Fary

Advertencia: pueden saltarse todo el post hasta el penúltimo párrafo. Se resume en que he visto una serie española y me ha gustado. Ni siquiera voy a decir algo del tipo “parece americana”. Necesito que Telecinco estrene algo antes de que todos ustedes piensen que soy un blando.

La serie en cuestión, Karabudjan, es de Antena 3, una cadena que se empeña en hacer imagen de marca con DEC y satélites cuando es la que está ofreciendo las series más interesantes con el permiso de TVE. Recuerdo el Cazadores de hombres de la temporada pasada y, por supuesto, El diario, la sitcom más fiel al formato de la televisión española.

El nuevo proyecto de Hugo Silva viene muy en la línea de aquellos Cazadores de hombres, aunque han cambiado la banda sonora de Russian Red por el Fary:

¿Lo pillan? “Carabirurí, Karabudjan”. Mago del humor, oigan.

Tres minipuntos (que son mejores que un punto) para Antena 3 por apostar por una serie a lo inglés en duración, con seis capítulos de en torno a una hora. Y por hacer una intriga sobre una niña desaparecida con más thriller que melodrama, y por poner a tras las cámaras a Koldo Serra con un guión adulto en las manos. Casi se me escapa lo de las series americanas, oigan.

Como capítulo de presentación y arranque, sólo tengo palabras de recomendación y links hacia la página dónde pueden verlo para engancharse en próximas entregas. Así que rellenaré con un par de anécdotas. Me ha hecho mucha gracia que, como la mayor parte de la serie está grabada en Colombia, han tenido que recurrir a algún figurante local. Los dos o tres que hablan o fingen acento castellano (como si en España no hubiera colombianos) o hacen de chacha. Yo se lo dejo ahí para que lo rumien ustedes, que bastantes lectores he perdido ya últimamente.

Por otra parte, y menos anecdótico, hay que destacar el papel que reservan los responsables de la serie para los medios de comunicación. Como la historia gira alrededor una adolescente desaparecida, no tarda en aparecer el habitual buitreo mediático. Y por aquello del corporativismo, todos los programas que se mencionan o se ven, los emite Antena 3, cadena que en la ficción puede exigir “cuatro millones de espectadores” a sus programas estrellas. Esto es ficción y no El señor de los anillos.

La conclusión es que Antena 3 queda retratada como un medio que hurga en la basura en pos de la audiencia y que se ceba en el suceso, tanto en programas como en espacios informativos. Sus reporteros se presentan como torpes caza declaraciones a la puerta de la comisaría y la supuesta estrella de la cadena como una turbia carroñera sin escrúpulos. Y les recuerdo esa extrañeza que siento por la insistencia de Antena 3 en querer destacar con sus tripas de sobremesa y sus corazones de cartón piedra en lugar de con los productos de calidad que también tiene y que deja en evidencia a los otros.

Lástima que, en los audímetros, este golazo quedara ensombrecido por los de Messi.

3 comentarios:

Anna Blume dijo...

No sé que decirte. La idea me gustaba pero hay cosas que no me dejaron disfrutarla del todo:

Algo que pasa a veces (a menudo) en las pelis/series españolas: ¿por qué no vocalizan mejor? Y no me vale eso de que rodaron en Colombia, porque a los españoles tampoco se les entendía mucho.
El papel de la policía no me gustó nada. Lo siento, pero a Carmen de "Hermanos y detectives" no le pega nada hacer de poli con malas pulgas.
Además, los policías cutres, cutres. Qué lentos son corriendo :-p

Bueno, a ver qué tal el segundo. Supongo que le daré una oportunidad de que mejore.

Anna Blume dijo...

Además, ¿por qué le ponen un título tan raro? Me temo que vamos a estar lo que queda de serie diciendo <>

Vale, esto ya es por chinchar :-)

Anómalo dijo...

Anna, yo es que soy muy de María Nieto. De hecho me perdí el segundo capítulo y a la pregunta de "¿merece la pena verlo en la Red?" me he respondido: "María Nieto".