14.10.09

El futuro del periodismo

La gente de los medios de comunicación (y yo) somos como las abuelas: lo que más nos gusta es quejarnos de lo fatal que está todo lo nuestro. Si se fijan, los grandes gurús de la comunicación tienen dentro un señor jubilado que mira las obras (desarrollos tecnológicos) y

a) se flipa porque en sus tiempos no había nada así

b) protesta porque ya no se hacen las cosas como antes

A mí lo que me gusta es cuando combinan a) y b) y se convierten en el abuelo de la última pantalla.

Inciso: esto referido al autoanálisis del estado de la misma profesión periodística y aledaña. En cuanto a la información general, si a mi abuela le dieran un Telediario haría exactamente lo mismo que Pedro Piqueras, con pequeños incisos para comentar que le duele la cadera. Fin del inciso.

En general, podemos afirmar que dentro de nuestro abuelismo, no solemos tener razón: la radio iba a matar a los periódicos, la tele a la radio e Internet a todo lo demás. El hecho de que hasta ahora nos hayamos equivocado no resta preocupación a los que creen que las redes sociales han venido para acabar con el periodismo tradicional. Yo no me lo creía hasta hoy.

Porque hoy, los auténticos mandamases del periodimo en este país me han comunicado sutilmente mi futuro laboral dentro del mundo del periodismo (y aledaños):

Abónense para verlo más grande. Que noooo, que cliquen encima y ya está. Pero, señor Roures, si le interesa comprar los derechos...

Y por si tenía dudas sobre mi futuro en el mundo de la comunicación, eso de "¿No es exactamente lo que buscas?" me lo aclara todo.