2.12.08

El oficio más antiguo del mundo

Si hay un clásico en el mundo del humor, ese es el sketch del loro de Monty Phyton.


Sí, bueno, este tiene sus añitos. Pero cuando digo clásico me refiero a la Grecia del siglo IV. Cambien el concepto "loro" por "esclavo" y ya lo tienen.

El plagio lo ha destapado William Berg, un profesor de lenguas clásicas americano. Tampoco él ha sido muy original: no ha hecho más que traducir Philogelos: el adicto a la risa, un texto de Hierocles y Philagrius, los Cruz y Raya de la Grecia clásica.

Porque la profesión más antigua del mundo será la que todos están pensando, pero mucho antes de tal transacción, hubo una mujer con un ataque de risa. Y así empezó un oficio que, no nos engañemos, no ha avanzado mucho. Porque los leperos no son mucho más risibles que los abderitas y porque en una consulta médica de Atenas ya podía oírse el siguente diálogo:

- Doctor, cuando me levanto estoy mareado, pero media hora después ya estoy bien.

- Pues levántese media hora después.

Ya no me siento un adelantado a mi tiempo.

Todo esto lo cuenta muy bien Javier Yanes en Público.