18.12.08

Concursos culturales

A mí los concursos que me molan son los de comerte el tarro. Y no me refiero a Efrén en Mujeres y hombres y viceversa. Pobrecito, lo que debió estrujarse las meninges (para acordarse del guión, digo).

Yo me refiero a los concursos culturales, de preguntas y respuestas. Pero de preguntas y respuestas complicadas, no como en Allá tú, que la pregunta más difícil que se oía en plató era "¿qué caja quieres?". En el hotel parece ser que era "¿quieres acostarte conmigo?" o, en su defecto, "¿hacemos un montaje y se lo vendemos al A tu lado?".

Los buenos concursos son aquellos en los que tienes que demostrar tu inteligencia. Aquellos en los que sólo los más agudos, los más despiertos, los más sabios pueden imponerse a los demás. Saber y ganar, ¿Quieres ser millonario?, Pasapalabra. ¡Ah, Pasapalabra! Ya no basta con tener que saber palabras y con tener que concentrarte más allá de la visión de Christian Gálvez, ese ser... al que partiría la boca en cuatro. Ejem. ¡No, ya no basta! Ahora, además, ¡te ponen hándicaps!

Este no es un post de parecidos razonables, se lo juro

Lo jevi, jevi es que con el Koala venía de regalo Sofía Mazagatos:

- Empieza por "c", lugar dónde se encuentran los famosos. ¡No, Sofía! ¡No es el candelabro!

- ¡Pues pasapalabra!

- Con la "d", material que se intercambia en la obtención de bienes y servicios.

- ¡Candelero!

- Estatíaestonta...