14.11.11

Anomalario de luxe

El mundo del lujo ya no es lo que era. Todo empezó cuando un programa protagonizado por Belén Esteban decidió ponerse la coletilla "de luxe". De ahí a que yo merodeara por los antaño luminosos vericuetos del glamour había un paso. No tengo muy claro si hacia atrás o hacia adelante.

El caso es que a partir de ya podrán ustedes leerme cada semana en The luxury journal. Les hablaré de series y de cine con mi habitual falta de vergüenza.

He aquí dos bellos ejemplos:


Una serie que traza el retrato de un periodo épico en la configuración del país, estrenando la libertad, cuando todo estaba por definir y la gente se duchaba poco. Dicho así podría estar hablando de Cuéntame, pero los más avispados lectores habrán notado por el título del post que la cosa va de   vaqueros de los que no tienen pata de elefante...




Con el horario de invierno, la noche cae como una venganza. Hace frío, llueve, y la idea de salir a la calle parece tan hostil como una reunión de las cinco familias de la mafia de Nueva York. Hace falta un plan alternativo y el estante de los DVD me hace una oferta que no puedo rechazar: El Padrino Parte II...


Y con esto les dejo, que veo que me están saliendo a recibir las vecinas de la nueva web:

Imagino esta escena con "Agradecida y emocionadaaaaa..." como música de fondo. Así sé que estoy enfermo.