30.3.09

En ocasiones veo...

Así, a lo bobo a lo bobo, me estaba enganchando a la serie Hay alguien ahí de Cuatro. Estaba, porque sólo da miedo si no te fijas.

Por ejemplo, uno de los misterios: el armario.

Normal que la niña tenga miedo. Todos los armarios dan miedo. Especialmente el de alguna fan de Ágatha Ruiz de la Prada. Los motivos para que éste produzca susto no son menos terribles:

Pero una vez te fijas y descubres el misterio... no sé, como que pierde intensidad.