5.2.09

Di no a los dentistas

En serio. Los dentistas pueden parecer divertidos e incluso tentadores. ¿A quién no se le ha acercado alguien a la salida del cole y le ha dicho: "ven, que te llevo al dentista"?

Al principio uno no ve los peligros. Es joven, no tiene experiencia... Tumbarse en un sofá con cara de lelo es lo que hacen todos nuestros ídolos televisivos. Algunas incluso llegan a la parte en la que les meten cosas raras en la boca.

Pero después, amiguitos, después llega el infierno:



Recuerda: sólo di no.

Y que haya rojeras que quieren que la seguridad social pague esto... ¿Qué será lo próximo? ¿Que te paguen por no trabajar? Figúrense: todos querrían apuntarse.

Menos mal que el Morcu está atento